Los controles en los comercios arrojaron un decomiso de 200 kilos aprox. de carne porcina, que no contaban con certificado de procedencia. Tras enumerar detalles del operativo, se definieron acciones y protocolo de trabajo a futuro con bromatología municipal.

Compartir

Comentarios